La Real Historia de Pennywise, el Payaso IT

IT se convirtió en un hito del cine gracias a la película estrenada en 2017, pero con la ayuda de la miniserie de los años 90 y el libro de Stephen King. Pero de seguro no sabían que está inspirando en un personaje de la vida real llamado Pogo El Payaso, quien animaba alegremente fiestas infantiles pero a la vez su otro pasatiempo favorito era asesinar jóvenes.

John Wayne Gacy fue el hombre quien encarnaba a Pogo El Payaso para su trabajo de animador de fiestas, pero que también se convirtió en uno de los asesinos más espeluznantes de la historia de Estados Unidos.

De pequeño, Gacy era agredido frecuentemente por su padre tanto física como psicológica. Su padre era un hombre alcohólico que ademas maltrataba a toda la familia y denigraba a su único hijo varón.

Lo mas lamentable es que a la edad de 9 años Gacy fue victima de abuso sexual de parte de un amigo de la familia. Todo esto pudo desencadenar que al llegar a la edad adulta dejara soltar todo su odio por lo que le habían hecho y disfrazase de payaso solo era la técnica que utilizaba para atraer a los niños,  logrando su cometido de castigar a personas inocentes.

John Wayne Gacy a la edad de 10 años

Todo empezó en el año de 1967, cuando se comprobó que John Wayne había abusado de un menor. Fue sentenciado a 10 años de prisión por este crimen, pero después de 16 meses recluido en la penitenciaría estatal de Anamosa, salió en libertad condicional el 18 de junio de 1970, debido a su buen comportamiento.

Al quedar libre empezó su propio negocio, donde se encargaba de producir eventos de entretenimiento para niños y jóvenes, con el cual tenia mas facilidad para acercarse a sus victimas.

Gacy en una de las fiestas de niños que solía animaba

Ninguna sospecha recayó en Gacy hasta el 12 de diciembre de 1978, cuando fue investigado después de la desaparición del adolescente de 15 años, Robert Piest, quien fue visto por última vez camino de una entrevista de trabajo con él. Un allanamiento en casa de John reveló diversos artículos relacionados a otras desapariciones.

El 22 de diciembre de 1978, Gacy acudió a sus abogados y confesó sus crímenes. Declaró haber asesinado por primera vez en enero de 1972, cuando al clavar el cuchillo en el cuerpo de un joven y ver como la sangre brotaba del cuerpo, sintió una sensación de excitación y esto comenzó a gustarle. También confesó haber matado a 33 individuos e indicó la ubicación de 28 de los cuerpos a la policía. Estaban enterrados en su propiedad. Las otras cuatro víctimas, dijo, las había arrojado al cercano río Des Plaines. Al menos una de las víctimas fue recogida en la estación de buses. Los individuos más jóvenes tenían solo catorce años y el mayor veintiuno. Siete de las víctimas nunca fueron identificadas. Los cuerpos fueron descubiertos desde diciembre de 1978 hasta abril de 1979, cuando la última víctima conocida fue hallada en el río Illinois.

Algunas de las víctimas del payaso asesino que pudieron ser identificadas.

En 1998, mientras se realizaban reparaciones en el estacionamiento trasero de la casa de la madre de Gacy, las autoridades encontraron restos de al menos cuatro personas más.

Sacando los restos de las víctimas que estaban enterradas en la casa de Gacy.

David Daniel, que por aquel entonces tenía 28 años, fue una de las 2 únicas personas que pudieron sobrevivir a las macabras acciones de el payaso asesino. Daniel declaro que Gacy tenia siempre el mismo procedimiento, el cual consistía en atarlos, torturarlos de diversas formas, sodomizarlos sexualmente y por último estrangularlos.

John Wayne Gacy fue hallado culpable el 13 de marzo y fue sentenciado a varias cadenas perpetuas y varias penas de muerte.

John Gacy al momento de ser arrestado

Fue ejecutado por inyección letal el 10 de mayo de 1994 a la edad de 52 años. Sus últimas palabras, que revelan su personalidad y que no se arrepentía por sus crímenes fueron «Matarme no hará regresar a ninguna de las víctimas. ¡El Estado me está asesinando! ¡Bésenme el trasero! ¡Nunca sabrán dónde están los otros!».

Después de su ejecución, el cerebro de Gacy fue extraído. Actualmente es propiedad de la Dra. Helen Morrison, quien entrevistó a John y a otros asesinos seriales en un intento por aislar los rasgos comunes en su personalidad.

Dra. Helen Morrison justo al cerebro de Gacy

Los abogados de Gacy contrataron a un psiquiatra forense para que examinara el cerebro de Gacy después de morir. Los resultados revelaron que no había anormalidades. El especialista afirmó que, John no encajaba en ningún perfil psicológico propio de los asesinos en serie y que probablemente la razón de su actuación no se sabrá jamás. Durante el juicio, la Dra. Morrison apareció como testigo psiquiátrico y declaró que Gacy tenía «la estructura emocional de un infante».

Si te pareció interesante, compártelo en tus redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *