LA EXTRAÑA PLANTA CARNÍVORA CON UNA FORMA MUY PECULIAR

La naturaleza es caprichosa y siempre nos sorprende, muchas veces maneja formas, seres y organismos, que son pura analogía de la anatomía humana. Para muestra, un botón. Los nativos la conocen como Flor Pene, aunque su nombre real es Nepenthes Holdenii.

La Nepenthes holdenii es una planta carnívora con una forma muy característica, porque cuando la trampa está abierta (una especie de tapa en la parte superior del tubo), tiene una forma de berenjena con colores muy brillantes (rojo, verde). Pero cuando un insecto o cualquier animal pequeño cae en su trampa y la trampa se cierra, nadie puede dudar que tiene una forma fálica.

La Nepenthes holdenii  a la izquierda con la tapa abierta en espera de que caiga alguna victima y a la derecha con la tapa ya cerrada luego de haber atrapado su cena.

Según los expertos, su estructura se puede alargar unos 40 centímetros lo suficiente para atrapar insectos. La planta ha sido hallada en las zonas altas de montañas en la que aún se encuentran minas explosivas en los alrededores.

El bulbo de esta planta puede llegar a medir entre 25-40cm de largo, y entre 3-6cm de diámetro.

Esta planta carnívora se origina en Camboya, más precisamente en el oeste del país. La mayoría de las especies de Nepenthes son nativas del hemisferio sur de nuestro planeta. Además, solo se encuentra en latitudes superiores a los crece a elevaciones de 600–800 metros sobre el nivel del mar y en lugares muy remotos, por lo que encontrarlo es bastante difícil.

De hecho, crece en lugares tan remotos que se pensaba que existía solo en las montañas Cardamom, pero en 2011 se descubrió una nueva población más al este.

Generalmente estas especies se desarrollan en zonas cálidas y húmedas, pero generalmente son plantas tropicales de montaña.

Se ha observado a mamíferos pequeños, como los ratones, bebiendo el agua de lluvia que se almacena en estas plantas y muchas veces resbalan y caen dentro del tubo, y al no poder salir ya que las paredes de la jarra contienen una cera escamosa que no les permite subir a la superficie, así que el animalito termina ahogándose. El movimiento causado por la victima luchando por escapar, estimulas las glándulas que liberan ácido digestivo; este ácido es tan fuerte que un mosquito desaparecerá en cuestión de horas. Estas plantas también utilizan secreciones de néctar y su llamativa coloración para atraer insectos.

Las especies de Nepenthes atrapan y matan a sus presas de manera pasiva y posteriormente extraen del cadáver de sus presas el nitrógeno y fósforo para completar su nutrición indispensable para su desarrollo, ya que estos nutrientes suelen ser deficientes en el suelo. Las presas más frecuentes son hormigas, arañas, escorpiones, diversos artrópodos e insectos.

Si te pareció interesante este articulo, porfavor compártelo en tus redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *