El Supuesto Evangelio de Judas

Este polémico evangelio que para muchos fue una simple operación de marketing de la National Geographic y para otros represento un descubrimiento revelador, revolucionario y peligro para la iglesia católica; fue descubierto por casualidad en el año de 1978. Es un papiro que consta de 26 páginas el cual fue vendido 2 veces y robado en una ocasión.

Según los análisis del carbono 14, la tinta, el estilo de escritura y el contenido, sus investigadores concluyen que se trata de un texto escrito alrededor del año 300, más de 250 años después del suicidio de Judas.

Algunas partes muy deterioradas del papiro encontrado.

El papiro se encuentra muy deteriorado, algunas partes se han perdido y otras partes están fragmentadas.

Según algunos reconocidos biblistas, este papiro fue escrito por la secta gnóstica. De acuerdo a estos especialistas, los gnósticos constituían una especie de movimiento de carácter ecléctico, que había integrado elementos del judaísmo, de la religión irania y de la filosofía griega, junto con otros provenientes del cristianismo.

El gnosticismo es un conjunto de antiguas ideas y sistemas religiosos que se originó en el siglo I entre sectas judías y cristianas antiguas.

Craig Evans, profesor de Nuevo Testamento en el Academia Divinity College en Wolfville señalo que “El Evangelio de Judas convierte el acto de traición de Judas en un acto de obediencia” ademas agrego que “las enseñanzas de la secta (Cainitas) no tenían origen cristiano, y sus miembros no eran reconocidos como “cristianos”. Con la desaparición de la secta, también se perdieron sus libros”.

Cabe destacar que estas escrituras es un ataque directo a la fe cristiana, ya que nos muestran un judas héroe, el mas sublime de los discipulados “En verdad te digo Judas […] Tú serás más que todos ellos, pues el hombre que me reviste, tú lo sacrificarás”, y el único en que Jesús confió toda la verdad según este evangelio, así como lo describe esta cita sacada de sus supuestos escritos donde Jesús le dice: “Tú serás el número trece y serás maldecido por las demás generaciones, pero volverás para gobernarles, y en los últimos días maldecirán tu retorno a las alturas de la santa generación”.
Pero a su vez podemos encontrar en estos escritos mucha literatura sobre demonios y creencias meramente gnósticas.

El Evangelio de Judas entra en la categoría de los escritos pseudoepígrafos (falsamente atribuidos). Esto significa que realmente no fue escrito por el autor a quien se le atribuyó.

Representación del beso de Judas de Iscariote, en la traición a Jesús

El antiguo escritor Ireneo en su obra llamada “Refutación de Todas las Herejías” dice que el evangelio de Judas fue una historia ficticia: “Una vez más, otros declaran que Caín derivó su ser del Poder superior, y reconocen que Esaú, Coré, los Sodomitas, y todas esas personas están relacionadas entre sí. En este registro, ellos agregan, que han sido asediados por el Creador, aun cuando ninguno de ellos ha sufrido lesiones. Sofía tenía el hábito de llevarles a ellos lo que le pertenecía a ella.

Ellos declaran que Judas el traidor estaba perfectamente informado de estas cosas, y que él solo, conociendo la verdad como ninguno de los otros la conoció, llevó a cabo el misterio de la traición; por él todas las cosas, tanto terrenales y celestiales, fueron puestas en confusión. Ellos producen una historia ficticia de esta clase, con la cual enfocan el Evangelio de Judas.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *